Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información. Cerrar

Así hicimos la web de la casa de subastas líder en España

Cuando tienes una marca consolidada en el mercado y eres una referencia en el mundo offline no es nada sencillo plantearte el salto al entorno digital. Subastas Segre lo hizo. Y contó con Neolabels como partner experto en comunicación digital. Mercedes de Miguel, directora de Subastas Segre, cuenta en esta entrevista los detalles del proceso:

Con más de 10 años de experiencia en el mercado ¿cómo surge la iniciativa de llevar vuestro negocio a Internet?
Al cambiar la dirección y reunirme con el equipo, vimos que necesitábamos una página web más polivalente, no sólo informativa, que permitiese realizar pujas, búsquedas y llegar a otro tipo de cliente al que no accedes solo con la edición de catálogos y acudimos a Neolabels.

¿Cuál ha sido el mayor reto para acometer este salto al entorno digital?
El mayor desafío fue que la web fuese lo más fácil posible para el perfil de cliente habitual que usa el catalogo físico, y que ahora, además también consulta la página web.

¿Y cómo están siendo los resultados?
Hemos visto que hay muchísimo cliente nuevo que de otra manera no nos hubiera conocido, hacemos poca publicidad en medios convencionales pero desde que tenemos la web, tenemos un cliente nuevo y un perfil más joven.  Es decir que que los resultados son un mayor número de clientes, perfiles más jóvenes y también más internacionales.  Ese cliente internacional está acostumbrado a páginas web como Sothebys y Christies, antes ese tipo de clientes no nos llegaba nunca, ahora con la web sí.

¿Cuál ha sido la mayor aportación de Neolabels?
Destaco la facilidad. Neolabels ha hecho una web sencilla para el usuario y esto nos ayuda mucho. Nosotros planteamos que en la web se tenía que poder pujar, ver los lotes en conjunto y por partidas (joyas, relojes…). Luego Neolabels aportó todo, desde la visión del proyecto hasta la parte visual y la de gestión de la web. Es el sitio web que se adapta al funcionamiento que nosotros queríamos.

¿Cómo definirías vuestra web? Es elegante, fácil de visualizar, no cansa, es «tranquila», te lleva a dedicarle tiempo, un poco como un libro, esa sensación de que puedo «echar un vistazo», ir como paseando, no tengo que llegar, comprar mi lote e irme, al contrario. Y luego, como es muy fácil pujar, cuando que ves algo que te gusta lo añades a favoritos y te registras, ese momento importante del impulso del proceso de ventas lo soluciona muy bien, esa parte me encanta.

 Si tuvieras que elegir una pieza que hayáis subastado online, ¿cuál seleccionarías?Nos sorprenden mucho casos como el de Secundino Hernández, «el nuevo Barceló». En una subasta tuvimos 6 teléfonos pujando por una de sus obras, 4 llegaron por la web y eran pujas internacionales. Si solo hubiésemos tenido un catalogo físico probablemente solo hubieran sido 3 teléfonos y sólo uno internacional. ¡Hasta donde llegas con una buena web y un buen sistema pujas!

¿Qué funcionalidad destacarías del sitio web de Subastas Segre? Precisamente el sistema de pujas. Es muy ágil y muy importante para nosotros, a las personas que se dedican a ventas les facilita mucho el trabajo. Se conecta con nuestro sistema de gestión. Vas al lote, ofreces la cantidad que es siempre un tramo fijo, al igual que en nuestra subasta física, y se envía un correo electrónico que se contesta en su caso aceptando la puja.

¿Cómo ves el mundo de las subastas de arte en internet? Va avanzando. Sothebys y Christies están en otra dimensión, son multinacionales que cotizan en bolsa y han dado el primer paso y tiran de los demás. En España es distinto, es un mundo más clásico que a lo mejor no ha visto la necesidad todavía pero que se va adaptando. Conozco varias empresas que gracias a que Subastas Segre ha hecho una página web fantástica están creando y modificando sus webs. Creo que habrá un salto enorme y nosotros queremos ser los primeros en saltar porque queremos empezar a realizar subastas online que complementen las presenciales. Ya hay algunos que lo están haciendo pero solo se dedican a eso y no hacen subastas físicas, otras funcionan más como una tienda que pone a la venta en internet lo que no se ha vendido en la sala. Nosotros queremos hacer una subasta online pura, «un Ebay» con obras de arte, ese es nuestro siguiente paso.

 

Sobre Mercedes de Miguel

Empezó a trabajar en Sothebys en el año 93 “cuando todavía hacían subastas en España y no estaba todo centralizado en Londres y NY”. Allí trabajó 3 años y cuando los directores se marcharon para montar su propia empresa, decidió irse con ellos y entrar en la gestión de colecciones. Tras diez años con grandes coleccionistas y organizando exposiciones a nivel internacional, decidió fundar su propia compañía ofreciendo arte para empresas.

En Subastas Segre, Mercedes de Miguel define su trabajo como duro y a la vez divertido: “Todos los días son diferentes, tratas con 300 compradores y 200 proveedores, tienes 500 personas diferentes con su propia idiosincrasia ”. Además, “siempre aprendo algo nuevo con un equipo joven fantástico y con ganas de trabajar” – concluye.

Posts relacionados